Al que gusta del buen vivir, a Casa de Campo debe ir. Un paraíso tropical que se impone en La Romana, República Dominicana. Más que un resort de lujo, para mí, es un destino. Además de las habitaciones del hotel y villas, cuenta con múltiples restaurantes, un spa, elegantes boutiques, playas privadas, instalaciones deportivas de primera clase, una marina y el pueblo de Altos de Chavon, con museos, restaurantes, anfiteatro e iglesia.

restaurant_-the-beach-club

Casa de Campo nada tiene que ver con un hotel convencional. Al llegar quede impresionada por la vegetación que rodea a todo el complejo. Ingresando al predio podes ver las hermosas casas con jardines muy bien cuidados. Todo está rodeado de arboles y palmeras.

Al ingresar al hotel te reciben con toallitas heladas y agua fresca saborizada. Luego de hacer check-in te entregan el carrito de golf, para 4 pasajeros, con el que te trasladas a la habitación y paseas por la inmensa propiedad, con mapa en mano. Todo está perfectamente explicado y señalizado.

Uno puede optar por hospedarse al lado de uno de los tres campos de golf diseñado por el golfista Pete Dye, o elegir una vista más azul en la Villa OceanFront. Hay una infinidad de villas privadas diseñadas para vivir una experiencia única. Podés disfrutar de la piscina o los jardines mientras un mayordomo te prepara el desayuno. ¡Si tenés tu propio mayordomo! Solo el lujo y la distinción se muestran desde el inicio hasta el final en todo lo que respecta a Casa de Campo. El servicio, las amenidades, la cortesía del personal y las comidas.

 

¿Qué hacer?

En Casa de Campo hay de todo para hacer. Solamente en deporte, tenés la posibilidad de jugar tenis en una de las 13 canchas que posee el complejo. Si sos amante del golf aprovecha uno de los tres campos. En total son 63 hoyos esculpidos a partir de barreras de coral, montañas escarpadas y colinas onduladas propias del paisaje de la República Dominicana.

links_3_ss

links_12_md

 

También hay club de tiro, actividades ecuestres, escuela de futbol para niños diseñado por el FC Barcelona. Esnórquel, buceo, remo o simplemente disfrutar de la playa y sol.

Lo diferente a cualquier otra estadía, es que no estás todos los días en un mismo lugar almorzando o cenando. Podes ir a algún restaurante en Altos de Chavon, que es la réplica de un pueblo mediterráneo del siglo XVI. Ahí tenés un anfiteatro, galerías de arte, museo, iglesia, boutiques y hasta una escuela de diseño. Otra opción es ir a la Marina y disfrutar de una comida al aire libre, contemplando los lujosos yates y un paisaje sin igual.

img_3536

altos-de-chavon

Por donde se lo mire Casa de Campo es lo más lujoso de la vida caribeña. A una hora del aeropuerto de Santo Domingo o de Puntan Cana, es el sitio perfecto para un grupo de amigos, bodas, familias o para una luna de miel de ensueño. Todo está pensando para vivir una verdadera experiencia de relax y disfrute.

Si querés saber más:

Web: http://www.casadecampo.com.do/es/

Instagram: @casadecampodr

Facebook: https://www.facebook.com/casadecamporesort

Twitter: @casadecampo

Youtube: https://www.youtube.com/user/CasadeCampoHotel

Leave a Comment