Cuando pienso en este destino me vienen a la mente: vinos, frutos de mar, elegantes barrios, callejones mágicos y un poco más. La verdad que mi experiencia en Oporto, la segunda ciudad más grande de Portugal fue maravillosa.

bodegas-oporto

oporto-mariscos

Desde que llegué la travesía fue perfecta. Un lindo aeropuerto, conectado fácilmente con el tren de cercanías y que en pocos minutos te sitúan en el centro de la ciudad. Además, Oporto cuenta con excelentes hoteles de todas las categorías y precios.

 

La ciudad tiene una parte alta y otra que queda más abajo a orillas del río Duero, y a la vez está partida por el mismo río. En uno de sus márgenes se encuentra el centro histórico y en el otro las bodegas del famoso vino Oporto.

rio-douro

olavi-byn

Caminar por sus calles tan coloridas, fue desde la primera tarde por la ciudad, una experiencia única. Además tuve la suerte de visitarla dos días después de que Portugal ganara la Eurocopa, por lo que los habitantes de la ciudad lucían orgullosos las banderas del país por todos lados.

Missing tiles, broken windows, peeling paint reflect the state of neglect for a long period of a colorful house downtown. Carreaux manquants, vitrages cassés, peinture écaillée témoignent de l'état d'abandon depuis une longue période d'une maison colorée du centre ville. --- photographie argentique film analog photography Minolta Dynax 505si 28-80 3.5-5.6 / Fuji Reala 100 (expired for 15 years) B03-264

Cenar en alguno de los numerosos restaurantes en la ribera del río es también una experiencia que no se puede dejar pasar. Disfruté como un niño con el pulpo y los calamares combinados con delicioso vino verde de la zona al norte de Oporto.

oporto-vino

Esta ciudad, situada al norte de Portugal, tiene un patrimonio histórico muy valioso y cada uno de sus monumentos y palacios cuentan con maravillosas historias. Oporto tiene algunos rincones aún por reformar, pero que le dan un toque especial donde muestra su antigua grandeza y el renacimiento de la misma. Durante el viaje escuché una frase que me pareció ideal para describir esta localidad, la comparto con ustedes: “Me encanta su perfecta imperfección”, esa es Oporto, un lugar muy especial y enigmático para los visitantes.

monumentos

Otra atracción que disfruté mucho, fue la de pasear en un pequeño barco por el río. Desde ahí se pueden apreciar los puentes de Oporto que son símbolos de la ciudad. El cual cada uno de ellos cuenta con su propia historia.

paseo-barco

 

Si pescado quieres comer a Matosinhos debes ir, y ahí fuí… ¡QUE MARAVILLA! y por supuesto acompañado de un Alvarinho, vino blanco delicioso. Por la tarde recorrí las bodegas de vino Oporto, cada una tiene su estilo y un sabor especial. ¡Ojo! No se vuelve de esta ciudad sin una botella de vino en la maleta.

 

oporto-matosinhos-2

Después de este viaje siento que una parte de mí quedó en Oporto y que ella dejó algo en mí. Así que lo único que sé, es que volveré.

Fue esta una gran #ExperienciaOppy.

Comments
  • Silvia Doldan de Valdovinos
    Responder

    Una Belleza…..cual seria la mejor epoca de visitar esta ciudad.

Leave a Comment